CLIENTE FINAL: MERCEDES BENZ
No suele ser una tarea fácil comunicar los contenidos de la marca de una manera amena. Por eso, siempre tenemos en cuenta recursos dramáticos diferentes aunque el encargo sólo sea escribir el guión del vídeo. Como en este caso en que alternamos situaciones reales interrumpidas con la presencia de un narrador invisible, pero presente en la escena, para conseguir un ritmo más ágil y diferentes matices en el tono de comunicación.